Nacimiento del Muay Thai

Grandes hazañas de brillantes reyes guerreros y batallones de fieles soldados


"Y en el albor de los tiempos, desde las cumbres del Tíbet y las montañas del Norte de China, los primeros thais descendieron a los cálidos climas del ecuador y se asentaron para siempre en aquella bella tierra eternamente verde.... El Antiguo Siam".



La historia del antiguo Siam, es tan dramática y ancestral como los inicios del mismo tiempo. Y la historia del Muay-Thai no es lo que se dice divertida pero seguro que te dejará sin aliento. Como tantas historias y leyendas contadas de generación a generación a través de innumerables años, repleta de grandes hazañas, de brillantes reyes guerreros y sus inagotables batallones de fieles soldados. Gracias a sus artes guerreras, sus generales, su empuje y destreza...no obstante, nunca hay que olvidar el valor más determinante y el más cierto y fiel amigo de los tailandeses...el elefante... cuantas batallas junto a sus hombres y cuántos de estos imponentes y nobles animales, dejaron sus propias vidas. El elefante, en el trascurso de las antiguas batallas y del nacimiento del Siam, fue el auténtico "Rey del Ring?. "Chang chang chang" le cantaban los niños en el pasado, y los hombres que cargaban al encuentro de la batalla... leyendas de hombres luchando por sus hogares y sus familias.

Los historiadores que han profundizado en la leyenda del Muay-Thai, encontraron historias de este antiguo arte de la guerra que datan de algunos miles de años... y muchas de estas mismas historias se remontan al nacimiento de la misma nación Thai.

Se cree que las tribus Thai (entonces llamadas Tai, Phuthi, Puan Chang, Ngeaw y Khein) hablaban el mismo idioma (el Thai) y vivieron junto al Río Yangsima en el Sur de China, en la ciudad de Yangsima y en las ciudades de Sichuan, Kuchew y Kwangtung en la provincia de Hanan. Por esa época, las entonces pacíficas tribus Thai tuvieron que defenderse de los bélicos chinos, por lo que reunieron un fuerte ejército y marcharon a expandir sus territorios hacia el sur. Y aquellos conquistadores construyeron su primera ciudad llamada Phrang, en la ribera sur del Río Khonge, allá por el 857 A.C. Y algún tiempo después, extendieron sus territorios de nuevo hacia el sur, acercándose a los ríos Chowphaya y Aradwadee.

Las religiones de las gentes que levantaron estas tribus eran el hinduismo y el budismo. Y se fortalecieron y desarrollaron, floreciendo el comercio con los pueblos extranjeros (aunque siempre en estado de alerta y en continuas guerras para mantener el control de su tierra).

Y a través del comercio con otros pueblos y culturas aprendieron también de sus armas y estrategias de combate, basadas en el uso de las armas de mano y la lucha cuerpo a cuerpo. La mezcla del uso de la espada, los puños, escudos, pies, rodillas y codos fue probada con increíble eficacia para derrotar al oponente... desde ese mismo momento, el Muay-Thai se convirtió en el imprescindible método de autodefensa para todo el pueblo Thai. Crearon "la Biblia" de este método de lucha, recopilando técnicas y facetas del combate, un libro que era enseñado por los maestros instructores del ejército: el Chupahsart.

Desde entonces, en especial entre los siglos XIII y XV en la gloriosa época de los reyes Sukotai, el guerrero Thai se convirtió en el equivalente al caballero medieval europeo o al samurai japonés... guerreros famosos por su fiereza, honor y orgullo. La familia real, tanto príncipes como reyes, debían ser entrenados en el arte del Muay-Thai (lucha cuerpo a cuerpo) y el Krabi Krabong (el uso de las armas). Durante este periodo, existió una escuela de entrenamiento llamada Samnak Samorkorn, que se hizo famosa por sus entrenamientos con armas y sus técnicas de guerra.

Escuela de Campeones F-14, Rodrigo Jorquera ©2011-2017 Todos los derechos reservados.


Desarrollado por Alojamiento: Skarlata.com